Uno, ….. Dos, …… Tres, ….. Y las horas pasaban y no pude desviar mi at…

Uno, ….. Dos, …… Tres, ….. Y las horas pasaban y no pude desviar mi atención. Mientras mis dedos despeinaban algunos pelos de su corta barba, mis ojos contaban cada uno de sus lunares, como si la perfección se encontrará en cada uno de ellos, y definitivamente así lo era. Sus largas pestañas y sus párpados cerrados tenían un envolvente degrade de colores, como si el mejor artista hubiera aplicado los pinceles sobre ellos, como si se tratara de la obra más hermosa. Sus rulos, tan espontáneos como quien los posee, se posaban sobre mi pecho . Como si no les importara ser aplastados o poco visibles, después de todo seguirían siendo parte de aquella figura tan hermosa…

Categories:   Leslie's Pins

Comments